Cuenta Bertha que su amor por la cocina inició desde muy pequeña, cuando acompañaba a su abuelita que vendía mondongo en el barrio Alto Bosque y esta solía comprarle calderitos y ollitas para que su nieta jugara y aprendiera a cocinar. A los 17 años, comenzó a ayudar a la Sra. Candelaria, una chef venezolana que en la época decembrina preparaba pasteles para enviar a Bogotá. La tarea de Bertha era “quitarle las venas al bijao” y desde ahí empezó a aprender todo alrededor de la preparación de los pasteles. Pero solo hasta cumplir sus 20 años, preparó sola su primer pastel. Hace 16 años participó en su primer Festival del Pastel donde obtuvo el 3er lugar en ese entonces. Con la venta de pasteles ha podido sacar adelante a sus 5 hijos y considera que, gracias al amor, a la dedicación y a todos los ingredientes que le pone a la receta, sus pasteles son un éxito total.

Toca el siguiente botón para hacer tu pedido vía WhatsApp.

Horario de Atención