Martha es una mujer de 56 años que aprendió a hacer pasteles gracias a la tradición familiar; su madre, Elena Marín Caicedo, una reconocida fritanguera del barrio María Auxiliadora, inculcó en sus hijas el amor por la cocina. Es así como entonces, Martha y su hermana, aprendieron a preparar toda clase de comidas, incluidos, los pasteles. En un principio, Martha era la ayudante de su hermana, quien participa desde la primera edición del Festival. Pero hace 27 años, decidió independizarse y participar por su cuenta, ganando en múltiples ocasiones el 1er y 2do lugar, gracias al éxito de sus pasteles. Cuenta Martha que el secreto de su éxito radica en ponerle amor a todas sus preparaciones y encomendarlas a Dios. Espera que este año el Festival sea un éxito e invita a la ciudadanía cartagenera a que colaboren con la compra de pasteles para ayudar a todos los participantes a salir adelante en medio de esta crisis por causa de la pandemia.

Toca el siguiente botón para hacer tu pedido vía WhatsApp.

Horario de Atención