Maritza es una mujer de 47 años, hija de Rosa Cabarcas, una de las matronas más reconocidas de la ciudad por la preparación de deliciosos pasteles. De ella, heredó el gusto, la sazón y la pasión por la elaboración de esta receta tradicional cartagenera, así que desde los 17 años se dedica a su preparación siguiendo las enseñanzas de su madre, de quien aprendió cuando la ayudaba en el proceso de alistar los pasteles para la venta. Ha participado cinco veces en el Festival del Pastel cartagenero y cuenta que el éxito de sus pasteles está en que ella todo lo hace con amor, porque le nace y tiene esa devoción por prepararlos. Suele decirles a sus clientes “Si no te gusta, no me lo pagues, porque sé que lo que estoy haciendo es de calidad”, porque si de algo está segura es que sus pasteles son de los mejores que pueden degustar.

Toca el siguiente botón para hacer tu pedido vía WhatsApp.

Horario de Atención